Skip to main content

Bhante Sangharákshita

Bhante SangharákshitaFundador de la Orden Budista de Occidente en 1968.


Sangharákshita nació en 1925 en Londres, Inglaterra. Cuando tenía 15 años leyó varios textos Budistas y se percató entonces de que "él era budista y siempre lo había sido...", ya que coincidía profundamente con lo que el budismo expresa de forma última. Poco tiempo después, fue enrolado en la II Guerra Mundial y así fue como llegó a la India. Ahí, estuvo en contacto con diferentes maestros hinduistas y budistas. Más tarde se ordenaría en la escuela de budismo Theravada donde recibió su actual nombre de ordenación, el cual significa "protector de la Sangha". Así permaneció como monje en la India durante 20 años ininterrumpidamente. Sangharákshita no sólo llegó a conocer profundamente la tradición en la que se ordenó, sino que también tuvo maestros de la tradición Zen y del budismo Indo tibetano. Posteriormente esto lo llevaría a hacer un énfasis en sus enseñanzas de la unidad implícita dentro de las diferentes escuelas en las que el budismo ha sido expresado a través de la historia.
Durante los años sesenta algunos budistas ingleses le invitaron a regresar a Inglaterra. En cuanto llego, reconoció que había mucho interés en las religiones orientales y decidió quedarse en occidente para enseñar el budismo. En 1968 fundó la Orden Budista Triratna (antigua Orden Budista Occidental) y la Comunidad Budista Triratna (antiguos Amigos de la Orden Budista Occidental), una Orden y comunidad a cargo de centros de enseñanza, centros de retiro, negocios budistas de subsistencia correcta y comunidades residenciales ubicadas en más de 25 países dentro de Europa, Norteamérica, Latinoamérica, el continente africano y Australasia.
En agosto de 2000 Sangharákshita cumplió 75 años y escogió el día de su cumpleaños para traspasar a otros todas sus responsabilidades como cabeza de la Orden Budista Occidental. Ahora vive en Birmingham, Inglaterra y se dedica a mantener contacto personal con sus discípulos.
Una de sus labores más notables y apreciadas en la India, fue su trabajo en el movimiento que inicio el Doctor Ambedkarr de conversión al budismo de los "intocables" (hinduistas los cuales ocupan la casta más baja dentro de esa religión). Hoy en día, gracias a este movimiento, millones de personas en la India se ven libres de este discriminante y cruel sistema de división humana.


mujeres con Bhante

Paramachitta, Khemavasini, Viryadipa, Amitamaitri, Maria Jose y Saddhakara una tarde con Bhante


Transcripción de una charla hecha por Sangharakshita en Worli, Bombay. 

Traducción: Sebastián Zuázquita

Hay personas que dicen que el Budismo es una religión oriental; sobretodo algunos cristianos en occidente.
Dicen que el Budismo no puede ser comprendido y practicado en occidente porque es una religión oriental, olvidando que el cristianismo en sí mismo es de origen oriental.

Pero el Budismo, de hecho, no es una religión oriental.
Es una religión universal.
El Budismo puede ser entendido y practicado en cualquier lugar del mundo; porque el Budismo se dirige a todos los seres humanos, como individuos sin importar su raza, nacionalidad, casta, sexo, o edad.
El Budismo es, por lo tanto, la religión de la humanidad.

Esta es una de las razones por las cuales soy Budista.
Yo creo que la humanidad es básicamente una.
Yo creo que es posible que cualquier ser humano se comunique con otro ser humano, sentir por cualquier otro ser humano, ser amigo de cualquier otro ser humano.
Esto es lo que yo verdaderamente y profundamente creo.
Esta creencia es parte de mi propia experiencia.
Es parte de mi propia vida.
Es parte de mí.
Yo no puedo vivir sin esta creencia, y preferiría morir antes que renunciar a ella.

Para mí, vivir significa practicar esta creencia.
Por lo tanto esta creencia es parte de mi religión.
No tiene nada que ver con como me visto, nada que ver con como me llamo a mí mismo.
Tiene ver con como soy, con como existo.
Con como naturalmente funciono en el mundo.

Esto es lo que una religión realmente es.
Es aquello en lo que más profundamente y verdaderamente crees.
Es tu vida.
Es lo que hace que seas lo que eres.
Es lo que hace que te comportes como lo haces.
Por lo tanto la religión es una cosa muy importante.
De hecho, es la cosa más importante

Urgyen Sangharakshita
(sebastian / 17/11/2003)

 


Sangharákshita habla de Sangharákshita

¿Quién soy? Debo confesar que no lo sé. Probablemente sea un misterio para mí mismo tanto como para ti. Lo que al parecer no quiere decir que sea un misterio para todos. Mucha gente sabe exactamente qué y quién soy (me refiero a gente fuera de los AOBO). Mucha gente me puede ‘ver', aunque de maneras diferentes. Tal era el caso cuando vivía en la India: dependiendo de quién fuera el que me veía, yo era ‘un monje inglés', ‘un mahayanista recalcitrante', ‘un hinayanista de mente cerrada', ‘el enemigo de la iglesia', ‘un espía ruso', un agente americano', ‘el editor de la revista Maha Bodhi', ‘un joven idealista poco práctico', ‘un buen orador', ‘el invasor de Suez', ‘el guía espiritual de los intocables', y demás. Más recientemente, ya en Inglaterra, he sido ‘un buen monje', ‘un mal monje', la contraparte budista del Vicario de Hampstead', ‘el autor de ‘A Survey of Buddhism', ‘un criptovajrayanista', ‘un conferencista en Yale', ‘un guru hippie', ‘un organizador de primer nivel', ‘un tradicionalista', ‘un maverick', ‘un misógeno', ‘un sexista', ‘una personalidad controversial', y ‘un inglés iluminado'.

Hay algo de verdad en todas estas maneras de verme, a pesar de que aquellos que me ‘veían' tal vez miraban desde el ángulo equivocado, o bajo una luz equivocada, o a través de gafas coloreadas, o a través del lado equivocado del telescopio, incluso en algunos casos tal vez había algo que les obstruía la visión. La razón por la cual todas estas maneras de verme tienen por lo menos algo de verdad es que soy una persona bastante compleja"